domingo, 15 de marzo de 2009

Lágrimas de sangre

Este va dedicado a Len. Mañana son dos meses de matrimonio y nunca le he hecho un regalo... Es muy corto, pero espero que te guste.
__________________________________________________________

El fantasma lloraba lágrimas de sangre. Condenado al purgatorio y separado eternamente de su amor en vida, así era su tortura. Para él no había redención.

El fantasma ansiaba la libertad, ansiaba verla, ansiaba pasar la eternidad junto a ella. Pero los dioses no le concedían su deseo. Ese era su castigo. Pasaba el tiempo sentado, recordando su vida y llorando su sangre.

La eternidad pasaba lentamente. El dolor era insufrible, la espera insoportable. El fantasma sabía que no aguantaría toda la eternidad, que pronto rogaría desaparecer. Y entonces los dioses tampoco cumplirían ese deseo.

Su destino era llorar sangre eternamente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Hola Leoncito!

Merci por el regalo, pero no era necesario. ^^

Pues ya sabes, a pesar de ser muy triste, me encanta.

Besos,

Len.

P.D.: Me da pereza conectarme. xP

Anónimo dijo...

Buenas!
Que bonito!!! Que mono!!!

En principio no tengo ninguna queja. Está muy bien.

Pero que mono!!!! Hay que hacer regalos de estos más amenudo hombre. Que los aniversarios son solo una vez al mes, o a la semana y son muy importantes. Aunque yo no recuerdo ninguno. Bueno, que tú los tienes que recordar.

Sigue escribiendo. ¡ÁNIMO!

Morrigan dijo...

me rindo...no logré cambiarme el nombre, y el comentario se me estaba olvidando entre tanta confusión.

Lágrimas fantagóricas, ¿No es algo religioso eso del purgatorio?

Llorar sangre es algo hermoso, es la máxima "mueca" que podemos hacer.

Besos mi gatito, intenta escribir algo más animador, que me deprimo T.T

Anónimo dijo...

Awww, qué bonito.
Triste y tal, pero romántico xD.
Felicidades por los dos meses, pareja xD


Ann.

Saya-Winry dijo...

My God! (Nuevamente) Me sorprendes, eres un genio ¿No has pensado en escribir un libro? Sería tu fan xD

Muy lindo, un fantasma condenado... ¿Los fantasmas lloran? No lo sé, pero es tan... hermoso.